lunes, 7 de octubre de 2013

Venganza, rencor, "tevoyamataraquíyahora".

¡¡WEEEEEEEEEEEEY!!

Siento haberme pasado un milenio sin escribir... Pero es que tampoco es que tuviera muchas cosas en mente para publicar (y una mierda). Umm...¡¡VALE, CONFIESO!! La ley del vago ha influido en mí y hasta hoy no he tocado el PC xD
Y bueno, últimamente ha habido un tema que no paraba de rondar por mi cajita de ensueño... Ira, ganas de matar a cierta personita... Rencor. Y esa sed de venganza que tienen los villanos de las pelis que acaban bien, porque por eso son villanos, porque siempre hay alguien mejor que ellos, que los mata, los borra del mapa, y hacen que las cosas acaben bien. Pero... ¿y si ese villano actuaba por venganza? ¿Acaso la gente no tiene derecho a vengarse de las injusticias de la vida...?

Hoy voy a vestirme de la madrastra de Cenicienta, el lobo de la peli, hoy me toca fastidiar al prójimo. Y es que mi paciencia, tan inacabable y admirable tiene unos límites que reventaron hace siglos, por no decir otra cosa. A veces pienso que la gente me ve todos los días como una niña que lleva un estúpido disfraz en el que pone: "Jódanme un poco señores, que yo he nacido para ser vuestra diana a prueba de flechas".
Sí, HARTA, QUEMADA. Respiro. Intento olvidar a aquel subnormal con el que me topé ayer, a aquella creída que intenta amargar mi existencia. Y llego a mi casa, mi habitación, la puerta cerrada a cal y a canto y el móvil con aquella canción a todo volumen. Son pequeños detalles con los que intento distraer ese fuerte martilleo que me inunda la mente, "VENGANZA".


Sí... Es algo que me sucede día sí y día también, seguro que a vosotros os ha pasado. Unas ganas irrefrenables de causar un dolor idéntico al que os causaron, deseos de ver llorar a esa maldita persona, de que sienta una milésima parte del sufrimiento que os hace pasar... 
Yo misma me considero una persona tremendamente rencorosa no me culpéis, es lo que hay.

Si el mundo fuera un anime gore... Ja. Cuántas cabezas habría cortado ya... CUÁNTAS.

jueves, 15 de agosto de 2013

Mi pequeño refugio.

¿Nunca os ha pasado que en un ataque de desesperación os habéis refugiado en un rincón de vuestra mente? ¿Y si ese "rincón" es vuestro refugio particular a prueba de realidades? Porque estoy segura de que muchos de vosotros tenéis también ese lugar, imaginario o real, en el que todas vuestras penas se esfuman.


A veces busco puertas en el mundo real, y todas están cerradas. A veces cometo errores por los que me avergüenzo eternamente, y por los que tengo que esconder el rostro entre las manos. A veces no encuentro ningún consuelo, ninguno... Nadie.


Y entonces, es cuando entro allí. No tiene nombre ni ubicación. Me encanta adentrarme en ese mundo imaginario mío, en el que no hay presiones, ni obligaciones, ni errores. Todo es perfecto, y me olvido de las preocupaciones de la realidad. Estamos nosotros dos: él y yo, y cuando estoy a su lado me siento tremendamente feliz. Allí nunca me equivoco, solo me limito a corretear libre en un mundo donde los sueños están todos en mis manos. Usualmente me lo imagino como una playa en atardecer, de una arena dorada como el sol, y con un cielo que va tomando colores anaranjados. No me hace falta ninguna de las personas a las que conozco para ser feliz en mi pequeña playa, tan solo disfruto de los segundos que mi mente me permite seguir allí.

Pero luego, vuelvo a la realidad. La triste y cruda realidad, deseando volver a mi refugio, mi rincón...

sábado, 3 de agosto de 2013

Ofú, qué vergüenza... :$


*AVISO:la siguiente entrada puede ser tremendamente cursi para el género masculino, vamos, para gente insensible como vosotros 7.7 así que si no os mola la entrada, no insultéis con comentarios ofensivos...Gracias(:

¡Hola, amigos! 

Hoy os voy hablar de una reacción mía (no es que me lloran los ojos con la fanta xD) que me tiene un poco bastante demasiado pensativa... De hecho, solo me ocurre cuando me encuentro con una persona concreta, y me hace actuar de una forma con la que no actúo con nadie. No suelo ser una persona tímida, a menos que me sienta incómoda o intimidada xD Pero es que... Estoy segura de que muchos de vosotros tenéis presente a esa personita especial que os hace reaccionar como nunca lo habéis hecho, tartamudear e incluso decir idioteces de las que más tarde os habéis arrepentido.

Ese es mi caso. Yo, como adolescente "enamorada" tengo a ese amor platónico que me hace sentirme idiota y torpe. Cuando me lo cruzo, es como si todo a mi alrededor funcionara a una velocidad de vértigo, y yo fuese una tortuga que se mueve con torpeza y lentitud. Lo peor es que NO SOY CAPAZ DE MIRARLE... Al menos mientras él me está mirando. ¡Y eso jode tanto! Es como si sus ojos se me clavaran en la cara y me impidiesen alzarla, como si me quemaran el rostro.
Me siento tan estúpida de que él me vea así...: como una chica recatada e idiota que no es capaz de mirarle a los ojos. Una chica que tuerce la cara cada vez que la mira... ¿un bicho raro? Quién sabe... Y lo peor es que eso solo me sucede con él... con nadie más.
Solo con ÉL.

sábado, 20 de julio de 2013

Me duele el corazón...


¡Hola gente!

Con sinceridad no veo muy... Ems... "bonito" que mi segunda entrada en el blog trate sobre dolor...  Pero mi Cajita de Ensueño siente dolor hoy, y no se me ocurre nada más que escribir. Empecemos:

Como adolescente medio reciente, tengo tendencia a engancharme inconscientemente a la melancolía como si fuera una droga más en el mundo. Unos la llaman melancolía, otras depresión, otros 'solo un mal día'... Yo me quedo con la primera palabra, siendo consciente de que es la que más me duele. Y es esa melancolía pasajera la que me produce un vacío gigantesco en el corazón, la que me arrastra con sus raíces hacia el suelo sin dejarme si quiera respirar. No sé cuál es la causa de que esto suceda, más bien me la figuro como un revoltijo de sentimientos amargos que se alojan en mi corazón esperando a abordarme un mal día. El caso es que me hace recordar pedazos medio perdidos de mi infancia, me hace caminar a lugares significativos, moviéndome y haciéndome actuar como una completa posesa de la depresión. 
Pero claro está, ¡NADIE SE DA CUENTA DE ESTO! Yo me ocupo bien de ello: me pongo esa maldita máscara de felicidad e indiferencia, con la que la gente no puede si quiera figurarse mi tristeza. Mientras mi depre aumenta y la gente me ignora, tengo ganas de gritar, de hacerme notar... pero ya no soy una niña, tengo que seguir fingiendo.
Y duele. Duele muchísimo que la gente no note esa tristeza poseedora de mi corazón. Duele que se traguen que tras mi cara de felicidad no hay ninguna máscara. No sé si la melancolía se alimenta de esa tristeza también, me da igual. Solo cierro los ojos, saco la máscara del cajón y hago como si nada hubiese pasado. Maldita melancolía...

¡Mi propio Blog!

¡POR FIN!
Al fin tengo un blog, (juas juas ^-^) y aunque ahora esté un poquillo verde el blog este, veréis como iré mejorando en esto del blogger xD
Sí, efectivamente este es mi primer blog, y si os digo la verdad no tiene ningún fin concreto... ._. Simplemente, utilizaré el blog como una 'herramienta' para descargar tensiones a través de mis pensamientos, mis opiniones, mis gustos, mis aficiones... ¡Todo! :D
Obviamente todo ello tendrá el fin de entretener al lector, de hacerle reflexionar, o si se da el caso, de hacerle reír con mis oportunas parodias xD...
Bueno, pues haber si tengo suerte y me hago famosa con esto del blogger ^^ (que no te lo crees ni tú, en fin) y de paso os invito a comentar en mis entradas para dar vuestras opiniones, dejar vuestras propias reflexiones, etc...
Afu... xD Creo que no se me pasa nada, pero cuando me surjan más cosas os las iré poniendo en las entrada :) Y con todo esto, ¡¡me despido ya!! MUCHOS BESOS :3